Google+

Baltasares de piel real

3

enero 4, 2015 por patriciamartinrivas

Artículo de Patricia Martín Rivas, en el marco de acción Los Reyes Magos ¿manchan?

«Mamá, le he dado la mano a un negro y no me ha manchado», le comenté a mi madre un día, nada más volver de una excursión del colegio. Recuerdo perfectamente lo que ocurrió: teníamos que saltar de un lado a otro y un chico negro nos ayudó con el impulso cogiéndonos de la mano; acto seguido, me miré la piel disimuladamente —no quería ser ni descarada ni, por tanto, maleducada— y, para mi sorpresa, no había rastro de pintura negra. Yo tendría unos siete u ocho años y mi madre me abrió los ojos: la gente con un color más oscuro de piel no estaba pintada. (Mi madre, aquella que me educó siempre en la belleza del «todos somos iguales».)

Pero claro, las únicas personas negras que había visto yo alguna vez en mi vida eran los baltasares que recogían aquellas cartas con inicio mentiroso («Queridos Reyes Magos, este año me he portado muy bien») y millones de deseos materiales, esos que nos tiraban caramelos desde la cabalgata. Los baltasares y sus pajes, así, bien pintaditos de negro: blancos (rositas, amarillentos, pálidos; blancos) embadurnados de nigérrimo betún y con los labios pintados de rojo intenso, sobrepasando los límites de sus bocas por uno o dos centímetros: una caricatura en toda regla.

Khadim

Khadim, 28 años, actor senegalés residente en Madrid.

Supongo que era normal, por aquel entonces, tener que recurrir a la pintura para representar a Baltasar, aunque fuera de forma grotesca, porque España era un país muy blanco. Blanquísimo. Blanquérrimo. Pero, afortunadamente, la situación ha cambiado sobremanera en estos veinte años, desde aquel día en que descubrí que las personas negras —las de verdad— no estaban pintadas, y ahora es un país multicultural y rico en gentes de procedencias diversas.

Sin embargo, la evolución de los baltasares y sus pajes no ha sido favorable en todo este tiempo: al tratarse el tercer rey mago de mi favorito, mis padres han tenido que aguantar mis protestas por que siguieran siendo pintados año tras año. Y, aunque cada vez se contrata a más y más personas con un color natural de piel para estas representaciones, lo cierto es que a día de hoy se sigue realizando un acto tan ridículo como tiznar una persona blanca de negro. Sin ir más lejos, y por poner un ejemplo de tantos, en la gran cabalgata de Madrid del año pasado, Baltasar era un hombre blanco pintado de negro (de marroncito, si nos ponemos tiquismiquis).

Nunca queremos reconocerlo, pero somos racistas. Es por eso que ver a un Baltasar falso no nos incomoda: creemos que es una representación más o menos veraz de la realidad y no nos damos cuenta de la cadena de clichés que se produce con este acto que parece tan banal. Pintar a una persona blanca de negro y aceptarlo es racista. Emitir juicios generales sobre la gente de otras procedencias es racista. Asumir que una persona negra no es española —no es europea— es racista. Pedir incansablemente la documentación a alguien de otro color en la calle es racista. Pensar que una persona negra sólo se merece un trabajo que una blanca no querría hacer es racista. Etcétera.

Así, es racista asumir que un Baltasar falso representa a un hombre negro verdadero. Y precisamente de ahí surgirá mañana la acción Los Reyes Magos ¿manchan?, con la cual queremos mostrar lo ridículo que resulta pintar a alguien con otro color —de un color de piel falso— y no cuestionarse tal representación. Queremos que la gente blanca se pregunte si se ve representada en nuestra interpretación de los Reyes Magos: en gente negra pintada de blanco. De blanco folio, de blanco nube, de blanco tiza, de blanco nieve; de blanco falso.

Queremos, en fin, que nuestros Reyes Magos no traigan oro, incienso y mirra en este nuevo año, sino que distribuyan reflexión, paz e igualdad.

Ofrendas

Si te ha gustado este artículo, quizá te interese también:

Queridos Reyes Magos, ¿mancháis de negro o de blanco?

Modelos con Albinismo

Las voces negras del cómic

3 pensamientos en “Baltasares de piel real

  1. […] pediros algo ya para el año que viene: que en 2016 trajerais a las ciudades de nuestro país cabalgatas sin Baltasares que manchen. Sabemos que por aquí no os lo ponemos fácil, así que para comenzar a caminar en esa dirección, […]

  2. Mwana Mboka dice:

    Estupendo. Más claro no podría ser. Gracias por contribuir y os animo a que continueis promoviendo buenos valores.

  3. […] pediros algo ya para el año que viene: que en 2016 trajerais a las ciudades de nuestro país cabalgatas sin Baltasares que manchen. Sabemos que por aquí no os lo ponemos fácil, así que para comenzar a caminar en esa dirección, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

www.orbitadiversa.org

Archivos

Únete a otros 880 seguidores

Visitas

  • 2,498,606 visitas

Con-Vivencias

En nuestra órbita

Mapa Visual de Tánger (en Ramadán)

A %d blogueros les gusta esto: