Google+

Saca la villana que llevas dentro.

2

octubre 21, 2015 por Dani Curbelo

Todo el mundo conoce el mensaje que se esconde detrás de la fantasía y el polvo de hadas que caracteriza a la industria Disney y sus más clásicas películas. Con ellas aprendimos que nuestras vidas, sin la presencia de un príncipe salvador que nos despierte del sueño o el maleficio, está incompleta. Que las labores de una mujer, junto con emparejarse, está el encargarse de las tareas domésticas tales como cocinar, barrer, fregar… Y ser muy mona.

¿Qué me dicen de la cintura de la sirenita? ¿O del rostro angelical y lampiño de Blancanieves? ¿Qué come Cenicienta? ¿Pelusas? Y así con todas: jóvenes, delgadas y muy guapas. Pero hoy no he venido a poner verde a las princesas, sino a proponer una relectura de las otras mujeres que aparecen en estas historias. Sí, me refiero a las villanas.

Las villanas de Disney comparten un denominador común: son el arquetipo antagónico de las protagonistas.

Cuando las princesas se presentan como adolescentes románticas, algo traviesas pero con un alto grado de docilidad, las villanas son aquellas mujeres viejas, gordas y feas. Son las brujas que nos atemorizaban por sus ansias de poder y sus dotes para el engaño y la venganza. Las reinas o las que querían serlo a toda costa, las exiliadas, las anormales. Viudas o simplemente solteras, ¿quién las iba a querer siendo así de “malas”?

Tal y como afirman Sandra Gilbert y Susan Gubar, autoras de “The Madwoman in the Attic”, Blancanieves es esa «jovencita pasiva y obediente que no hace nada para salvarse a sí misma aunque se encuentre frente a los más horrorosos peligros». Por lo tanto, podemos encontrarnos ante la «la mujer ideal del patriarcado».

Entonces, ¿qué papel representativo juegan las villanas?

No es tan descabellado pensar que la intención fundamental de las célebres películas de Walt radica en advertir al público femenino (o simplemente no masculino), al que van innegablemente dirigidas, la dualidad entre dos arquetipos antagónicos: la joven soñadora, entregada al “amor verdadero” y sumamente dócil que consigue emparejarse por siempre jamás; y la repudiable mujer vengativa, ambiciosa y con afán de poder, que fracasa en sus planes y, en la mayoría de casos, es asesinada.

Con todo esto, considero fundamental el hecho de apropiarnos del arquetipo “maldito” que llevamos dentro, y que por culpa de estos dichosos cuentos de hadas, hemos reprimido con la esperanza de no asustar a ningún príncipe azul. Si así lo queremos, seamos feas, viejas, gordas, peludas, vengativas, temibles, rencorosas,… Sin ningún tipo de pudor. En definitiva, no normativas. Desprendámonos de una vez por todas de ese patriarcal anhelo de gustar siempre al resto. Eso sí, ¡procuremos no envenenar a nadie!

“… Who’s the worst of us all?” de Dani Curbelo 🍎👑

Dani_Curbelo

Fuentes:

“Las villanas de Disney: Tráiganme su corazón”

Anuncios

2 pensamientos en “Saca la villana que llevas dentro.

  1. También las madrastras entran en esta categoria 😉 Aunque muchas malvadas son guapisimas!

  2. Afrikaaaaaa dice:

    Larga vida a las villanas 👍✔👏

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

www.orbitadiversa.org

Únete a otros 922 seguidores

Visitas

  • 2,673,854 visitas

En nuestra órbita

Archivos

Mapa Visual de Tánger (en Ramadán)

A %d blogueros les gusta esto: