Google+

De la discriminación positiva en la literatura

4

noviembre 15, 2015 por patriciamartinrivas

Artículo de Patricia Martín Rivas escritora, artista y socia de Orbita Diversa, a día de hoy a la tecla desde Berlín.

Hace años que anoto en una lista todos los libros que leo. La idea nació como un ejercicio de acumulación y de memoria, por lo que antes nunca repasaba la lista; si acaso hacía una búsqueda rápida para recordarme a mí misma si había leído tal o cual obra.

Sin embargo, un día me dio por observar la lista con detalle y cuál fue mi sorpresa —sí, me sorprendí de verdad: nunca antes había reparado en ello— cuando encontré una predominancia excesiva (excesivísima) de escritores varones. Muchos motivos me habían llevado a engordar mi lista con tragicomedias engendradas desde la pura masculinidad, pero en realidad todo se puede resumir en la invisibilización secular de la mujer en la literatura (y en la vida en general, claro) y en los ecos de los grandes escritores —siempre escritores varones— que me han acompañado durante toda la vida. Es decir, desde tiempos inmemoriales prácticamente no se ha permitido que las creaciones literarias de ninguna mujer salgan a flote y, por tanto, sus nombres no han tenido repercusión en este arte.

Sí, en una lista de cien libros brillaban grandes nombres: Homero, Albert Camus, Pío Baroja, Samuel Beckett, Camilo Jose Cela, Fiódor Dostoievski, Miguel de Cervantes y un largo etcétera. Por supuesto, varias de esas obras estaban escritas por mi favoritísimo: Gabriel García Márquez, perenne en los años recopilados en la lista. De esos cien libros, únicamente tres estaban escritos por autoras. ¡Tres! El porcentaje me pareció ridículo: yo, escritora vocacional, escritora con a y con vagina, estaba negando la existencia de mis iguales, de quienes tenían que ser mis grandes referentes. Había leído a tres (tres, increíble: tres): Emilia Pardo Bazán, Carmen Laforet y Charo F. de la Mata —curiosamente, a esta última la leí porque un desconocido me regaló un libro suyo en la playa: la novela me pareció pésima, pero he de agradecerle que me obsequiara con uno de mis mayores placeres, hasta ahora desconocidos: leer sobre la arena, con la brisa acariciándome y el sonido de las olas de fondo—.

Este mísero tres por ciento de mujeres leídas (tres por ciento suena hasta optimista: estas tres mujeres leídas) me abrió los ojos: había de experimentar con la —a veces tan mal vista, por incomprendida— discriminación positiva en mi lecturas. Así, mi propósito de 2014 consistió en leer a mujeres, pero no exclusivamente: podía leer cuantas obras escritas por mujeres me viniera en gana, pero si leía a algún autor masculino, la siguiente novela había de ser de pluma femenina. Así, los nombres de mi lista de 2014 fueron más variados: Ramón Buenaventura, Laura Esquivel, Espido Freire, Simone de Beauvoir, Enrique Vilas-Mata, Malala Yousafzai, Moderna de Pueblo, Michel Houellebecq, Sofi Oksanen, Alfredo Bryce Echenique, Carmen Posadas y Jumpa Lahiri.

Ana Flor Castro Pérez, Cuba 2009

Ilustración de la artista cubana Ana Flor Castro

Se me abrió un mundo nuevo: había disfrutado de mis queridos autores masculinos —y había conocido a alguno nuevo—, pero, sobre todo, había descubierto por completo el mundo de la literatura escrita por mujeres. El ejercicio me resultó enriquecedor: al fin y al cabo los hombres hablan de hombres y de mujeres, sí, pero desde su experiencia masculina; las mujeres hacen lo mismo desde mi punto de vista: el femenino. Parece una afirmación absurda, pero la diferencia puede llegar a ser superlativa, ya que las mujeres (d)escritas por mujeres son más profundas y redondas y mucho menos estereotípicas. Me reconocí en muchas de ellas: en escritoras y personajes femeninos, los cuales dan una visión distinta de la mujer.

Ahora que rozamos el fin de 2015, me ha dado por mirar mi lista de nuevo: José Luis Sampedro, Mariama Bâ, Kate Grenville, Miguel Delibes, Franz Kafka, Mario Vargas Llosa, Federico García Lorca, Erica Jong, Isabel Allende, Camilo José Cela, Eduardo Galeano, Julia Navarro, Milan Kudera. El resultado salta a la vista: entre los trece autores leídos, cinco de ellos son mujeres; todo ello realizado de manera involuntaria. Gabriel García Márquez sigue contando entre mis favoritos, por supuesto, pero en el podio pretéritamente fálico también se alza ahora, por ejemplo, la divertidísima y genial Erica Jong. Puedo decir que mi experimento de discriminación positiva —el cual recomiendo fervientemente, independientemente del género de quien lo haga— ha resultado ser todo un éxito: cuando antes ni siquiera se me pasaba por la cabeza echarle mano a un libro escrito por una mujer, alrededor del cuarenta por ciento de los libros que he leído este año fueron engendrados por ellas, las invisibilizadas, las inexistentes, también inteligentes y con talento: nosotras.

Anuncios

4 pensamientos en “De la discriminación positiva en la literatura

  1. antoine dice:

    Muy bello artículo y un gran descubrimiento de la literatura escrita por mujeres.
    Sin embargo yo creo que en el terreno literario siempre tuvo la mujer su gran lugar y fueron grandes escritoras, más que escritores, quienes me dieron casi todo lo que soy.
    Aprovecho para recordar y agradecer su existencia a estas mujeres maravillosas :
    Yourcenar, Duras, Simone de Beauvoir, Isak Dijesen…… alguna se me olvida…. no importa, con este grupo basta para rendir homenaje a las mujeres que expresaron sus vidas con la pluma.

  2. […] Literatura: Órbita Diversa […]

  3. […] pasen el test, aunque no nos llamen la atención de ninguna de las maneras. El caso es que hemos abrir un poco nuestro campo literario y audiovisual, para después analizar y evolucionar y, finalmente, hacer hueco a quienes se […]

  4. […] autores como Lope de Vega—, pero para saber que existe hay que investigar, rebuscar, deconstruir: para leer y admirar a escritoras hay que esforzarse. Ocurre lo contrario, por supuesto, con sus coetáneos: Luis de Góngora, Lope de Vega o Francisco […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

www.orbitadiversa.org

Únete a otros 948 seguidores

Visitas

  • 2,730,866 visitas

En nuestra órbita

Archivos

Mapa Visual de Tánger (en Ramadán)

A %d blogueros les gusta esto: