Google+

Monomujer

Deja un comentario

julio 9, 2018 por patriciamartinrivas

Decidís ir a depilarte, luego de muchos días sin hacerlo. Quizás meses, no recordás cuándo fue la última vez, pero lograste esas piernas de futbolista musculosas y peludas que, como si te importara, tanto des-excitan al género machito en la oscuridad del cuarto.

La realidad es que no te gusta depilarte; crees que es por el dolor, pero no, el flagelo puede incluso ser hasta placentero en ciertas partes de tu anatomía, quizás sea un antiguo y relegado resabio masoca. En realidad no te gusta por todo lo que implica la depilación: los lugares que se suponen femeninos, mas sin embargo son insípidos y estúpidos locales pintados de rosa o fucsia, con florcitas por doquier, la música de mala radio y el televisor última generación prendido en el canal donde Arjona tiene credencial de asociado. Las mujeres, las hermanas mujeres que atienden y que te dicen “negri” con sus aguditos, o en su defecto “gordi”, como si te conocieran de toda la vida, un apodo muy acorde al nivel de superficialidad del lugar. Las promociones falsas que te invitan a meterte electrodos en el culo para que (supongamos que machitos) te quieran coger más seguido, o para tenerlo más parado que tu mejor amiga y casarte con un abogado precoz y adinerado antes que todas tus ex compañeras del secundario. Todos estos elementos reafirman tu aberración indirecta hacia la depilación, lo que en verdad odias es la necesidad de asociar lo femenino a lo estúpido, a lo rosa, a lo delicado y superficial, creando un estereotipo que no tiene nada que ver con vos (o con la diversa realidad) y con el cual te ves en la obligación de quedar emparentada al menos durante la media hora que pasas en aquel lugar.

“¿Te haces tira de cola?”, la pregunta llega hasta tus oídos mientras yaces en una posición que, según la ocasión, puede denotar placer o tortura. Un “no” rápido y efusivo como respuesta y a comenzar con el ritual masoquista.

Como dijimos antes, es menester reconocer en este acto que la sensación de la cera sacando esos pelos que parecen tener vida allí en las pantorrillas, siempre te dio un poquito de placer. Pero sin saber, de todos modos, si es un placer real o un placer inventado y justificado por todas esas razones (presiones) sociales que te llevan a estar hoy aquí, rodeada de rosas.

36631578_10215345380722017_1999412318303158272_n

La sensación de ser un objeto sentada esperando y, minutos después, otro objeto lampiño tirada en la camilla, cual carnicería fordista del pelo. “Tenés que exfoliarte en seco, tenés muchos pelitos encarnados”, consejos de vida estilo Utilísima. No jodas, prefiero invertir mi tiempo escribiendo o mirando El cuento de la criada, que exfoliando pelos que seguirán reproduciéndose así tal cual, porque es ley: el pelo encarnado, encarnado se queda, encarnado nace, vive, muere y vuelve a nacer.

La depiladora es la versión coqueta, femme y posmoderna del torero.

Vas a depilarte y te carnean. ¿Automutilación elegida o parámetros culturales asesinos bien metiditos?

Es el matadero del siglo XXI que esconde la dominación del patriarcado cis-heteronormativo y capitalista que hace de la extracción del folículo piloso subversivo su razón de ser. Sea lo que sea, elijamos. Nos insto a elegir (ir por propia elección al matadero en todo caso sería una decisión que, desde mí punto de vista, requeriría desglosarla con un poco de terapia para ver qué otras cosas estamos eligiendo “libremente” y nos conducen hacia la mutilación final) y a amarnos depiladas o no: aceptación de la feminidad individual de cada una y reconocimiento tranquilo, en este camino hacia el empoderamiento, de la gran verdad primigenia, esbozada por la Agrado de Almodóvar: “¡La mujer también viene del mono, tanto o más que el hombre!”.

Julieta Mateos

[Julieta Mateos nació en La Plata, Argentina, un frío jueves de 1981. Es fotógrafa, escritora, viajera y autora del blog literario 50 Pastillas. Actualmente está trabajando en diversos textos de ficción y en proyectos fotográficos.]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Únete a otros 990 seguidores

Visitas

  • 2.884.734 visitas

www.orbitadiversa.org

En nuestra órbita

Archivos

Mapa Visual de Tánger (en Ramadán)

A %d blogueros les gusta esto: