Google+

Creadoras Confinadas

Deja un comentario

marzo 30, 2020 por ofeliaeol

Hemos cumplido la primera quincena en estado de alarma confinadas y ya inmersas en la segunda, la que más y la que menos se lo ha leído, visto, escuchado o creado (casi) todo. Soy equipo vivir el apocalípsis chateando, haciendo el hortera vía vídeo-llamadas y tragándome todas las películas posibles, que teniendo en cuenta todo el tiempo que dedico a las dos primeras actividades, no es para tanto, pero sí lo suficiente para haber disfrutado de varias pendientes históricas que tenía en la lista de ya te vale no haber visto esta cosita audiovisual aún. Entre ellas tres películas clásicas: Metrópolis dirigida por Fritz Lang en 1927 y dos obras de Willian Wyler: The Little Foxes (1941) y The Children’s Hour (1961), en España estrenadas como La Loba y La Calumnia.

Dos directores señores, varias actrices emblemáticas y estupendas como protagonistas, y…, sí, coma puntos suspensivos: guiones con firma de mujer. Lo cuál salta a la vista en todo momento. Su mirada se siente tolrato, incluso antes de revisar bien la ficha artística de cada film.

Metrópolis se basa en una novela de Thea Gabriele von Harbou y el guión fue escrito por ella misma en colaboración con su segundo marido Lang. Primer filme considerado Memoria del Mundo por la Unesco, ahí es nada, que no había visto el momento de visionar hasta este confinamiento coronado por aquello de que 152  minutos de cine expresionista alemán me llamaba la atención, pero era difícil de encajar entre Jueves en Orbita, cañas por Lavapiés y Élite o The Crown en Netflix (droga pura ambas, por cierto).  Desde aquí doy las gracias a Giorgo Moreder por su versión ochentera de tan sólo 80 minutos a ritmo de Freddie Mercury y Bonnie Tyler, entre otras artistas.

Aquí viene ella dice la canción banda sonora de una de las secuencias clave de la versión de Moreder: Here She Comes – Metrópolis. Wordpress y YouTube sólo me dejan poner en bonito el videoclip oficial de Tyler, que estupendo también:

Von Harbou (Tauperlitz, Bavaria, 1888), nació en el seno de una familia de la nobleza prusiana. Recibió una educación exquisita y muy completa. Su primera novela se publicó en 1905, con tan sólo 17 años; como actriz debutó en 1906, al tiempo que empezó a escribir para la gran pantalla historias basadas en mitos épicos y en leyendas con un fuerte tono nacionalista, patriótico, que enfatizaban la moral del sacrificio y el deber. Todo muy entreguerras. Thea se convirtió en una de las guionistas más reputadas de Alemania, no sólo por su prolija colaboración con Fritz Lang, sino también por escribir guiones para directores célebres de la época.

Thea von Harbou

En Metrópoli crea a María, mujer buena por un lado y ginoide malvada por otro, virginal versus impúdica, ¿o erótica?, ambas lideresas y protagonistas del clásico. Dos en una. Para quiénes os lo leéis todo, recomiendo para profundizar en este personaje y otros posteriores el análisis que hace Jimena Escudero Pérez en su ensayo Tecnoheroínas: identidades femeninas en la ciencia ficción cinematográfica. ¡Ea, con ella! 

Lillian Florence Hellman crea la obra de teatro homónima en que se basó The Little Foxes y escribió su guión. También se basa en una obra escrita por Hellman The Children’s Hour, película que parte de un planteamiento aparentemente naíf para según avanza regalarnos un ZASca detrás de otro tanto en materia de género, como de orientación sexual y en lo afectivo-relacional. No destripo, vedla, ved las tres si podéis, pero de tener que elegir desde un punto de vista orbitante, darle al play a la calumnia.

calumnia

Hellman fue una dramaturga y guionista estadounidense, sumó once películas y doce obras de teatro de éxito. Conocida por su compromiso político izquierdista, así como por su historia sentimental “con reglas propias” con el escritor Dashiell Hamment y por su amistad con la escritora Dorothy Parker, ambas relaciones debieron femiN-molar bastante. Como su obra.

Escribió dos libros de memorias: Una mujer inacabada y Pentimento. Su vida fue intensa y peculiar. Estuvo presente en los acontecimientos más importantes de su época, como la Guerra Civil Española, la resistencia anti-nazi en Austria y Alemania, la oficialidad soviética o la persecución de los/as cineastas de izquierdas por el senador McCarthy. Le gustaba cazar, pescar, y desde luego beber y fumar con las amigas, pero más que nada le gustaba narrar.

hellman

Regina (Betty Davis) es su loba en The Little Foxes, desalmada y fría, nos encanta. Igual que en estos días nos ha encantado el Deforme Ideal Total Confinadas de Isabel Calderón y Lucía Liijmaer; los últimos discos de Rebe alias Rebequita la Bonita Soleá Morente, y que esperamos ansiosas cierto videoclip creado por Silvia Bezos el próximo viernes 3,…

re-loba

Ofelia Elicia Oliva López

en pijama y desde casa, marzo 2020

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Únete a otros 1.036 seguidores

Visitas

  • 3.134.096 visitas

Archivos

www.orbitadiversa.org

En nuestra órbita

Mapa Visual de Tánger (en Ramadán)

A %d blogueros les gusta esto: