Google+

La talla 38 occidental vista por una mujer feminista árabe

339

octubre 2, 2013 por ofeliaeol

Tánger a la vista, toca hacer la maleta. Acción a la que sigue la pregunta: ¿qué llevas para vestir allí en Marruecos? Respuesta: mi ropa. Con que sea de mi talla, tanto a mi cuerpo como a las y los marroquís, creo que les parecerá  una vestimenta extranjera correcta.

Este pequeño dialogo pre-viaje me lleva a recordar con una sonrisa la experiencia vestimentaria de la genial Fatema Mernissi, como mujer feminista árabe, en Occidente y no me resisto a compartirlo. ¡Ahí va dicha experiencia y su reflexiva visión de nuestra talla 38!

El harén de las mujeres occidentales es la talla 38

“Mientras intentaba encontrar, sin éxito, una falda de algodón en unos grandes almacenes en Estados Unidos, oí por primera vez que mis caderas no iban a caber en la talla 38. A continuación viví la desagradable experiencia de comprobar cómo el estereotipo de belleza vigente en el mundo occidental puede herir psicológicamente y humillar a una mujer. Tanto, incluso, como la actitud de la policía pagada por el Estado para imponer el uso del velo, en países con regímenes extremistas como Irán, Afganistán o Arabia Saudí.

La elegante señorita del establecimiento me  miró de arriba abajo desde detrás del mostrador y, sin hacer el menor movimiento, sentenció que no tenía faldas de mi talla: ¡Es usted demasiado grande! – dijo.

– ¿Comparada con qué? – repliqué.

– Pues con la talla 38. Lo normal es una 36 o una 38. Las tallas grandes, como la que usted necesita, puede encontrarlas en tiendas especiales.

Era la primera vez que me decían semejante estupidez respecto a mi talla.

– Y ¿se puede saber quién establece  lo que es normal y lo que no? – pregunté a la dependienta como queriendo recuperar algo de mi seguridad si ponía a prueba las reglas establecidas. – ¿Quién ha dicho que todo el mundo deba tener la talla 38? – bromeé, sin mencionar la talla 36, que es la que usa mi sobrina de doce años, delgadísima.

– La norma está presente en todas partes, querida mía. En las revistas, en los anuncios. Es imposible no verlo. Si aquí se vendiera la talla 46 ó 48, que son probablemente las que usted necesita, nos iríamos a la bancarrota. Pero ¿en qué mundo vive usted, señora? Lo siento, pero no puedo ayudarla, de verdad.

–  Pues vengo de un país donde no existen las tallas en la ropa de mujer – repliqué-. Yo misma me compro la tela, y la costurera del barrio o un artesano me hacen la falda que le pido a medida. De hecho, si quiere que le diga la verdad, no tengo ni idea de qué talla uso.

– ¿Quiere usted decir que no vigila su peso? – me preguntó con cierta incredulidad.”

Fatema Mernissi a partir de esta experiencia reflexiona sobre nuestra violencia simbólica en el último capítulo de su obra “El harén en Occidente”, uno de esos pequeños grandes libros de obligada lectura.

nathan-altman-retrato-de-anna-ajmátova-pintores-y-pinturas-juan-carlos-boveri

“Retrato de Ana Ajmatova” de Nathan Altman.

Fatema concluye que “a diferencia del hombre musulmán, que establece su dominación por medio del uso del espacio (excluyendo a la mujer de la arena pública), el occidental manipula el tiempo y la luz. Este último afirma que la mujer es bella cuando aparenta catorce años y al dar el máximo de importancia a esa imagen de niña y fijarla en la iconografía como ideal de belleza, condena a la invisibilidad a la mujer madura”. Mernissi añade que no se ataca directamente la edad, sino que se enmascara como opción estética. “En efecto, en aquella tienda no solo me sentí repentinamente horrorosa, sino también inútil. Mientras los ayatolás consideran a la mujer según el uso que haga del velo, en Occidente son sus caderas orondas las que la señalan y marginan… El objetivo es el mismo en ambos casos.” Prosigue: “el poder del hombre occidental reside en dictar cómo debe vestirse la  mujer y qué aspecto debe tener. Es el hombre quien controla la industria de la moda, desde la cosmética hasta la ropa interior. Me di cuenta de que Occidente es la única parte del mundo donde las cuestiones de la moda femenina son un negocio dirigido por hombres. En países como Marruecos la moda es cosa de mujeres.”

39499-artwork_images_116956_430053_lalla-essaydi (1)

Serie “Harem” de Lalla Essaydi.

Esta es la visión acerca de la violencia simbólica occidental para una mujer árabe culta como Fatema Mernissi. Una visión que personalmente me impactó cuando la leí por primera vez, en tanto que como mujer occidental era la primera vez que sentía sobre mi cultura patriarcal la mirada crítica de una persona de origen árabe, una mirada feminista y tan inflexible como nuestras miradas cotidianas al uso del velo y otras costumbres de la cultura patriarcal árabe. Fue un choque enriquecedor.  Verse a través de los ojos de “el otro” siempre lo es.

El fragmento que aquí he reproducido, resumido, su autora lo vivió y escribió hace más de una década, sin embargo no parece tan lejano. Por el contrario, resulta muy actual tanto en las cuestiones que aborda acerca del control sobre la mujer en occidente como aquellas relativas al mundo árabe. lalla-essaydi-3Cierto que, a distintos ritmos, se están produciendo avances positivos en ambos hemisferios, pero es un hecho que son lentos y que situaciones como las que vivió la escritora marroquí en aquella tienda estadounidense a finales de los 90, actualmente siguen presentes en nuestro día a día femenino.

Una de las últimas exclamaciones de Fatema Mernissi en este pasaje es: “¡Qué espanto si a los fundamentalistas les diera por imponer no solo el velo, sino también la talla 38!” Añado: ¡qué espanto si a los gurús de la moda occidental les diera por enmascarar de opción estética no solo la talla 38, sino también el velo! Doble e igual espanto si como mujeres de una cultura u otra, cualquiera de ellas no son nuestra real, consciente y libre elección.

Ofelia E. Oliva López

Fatema MernissiFatema Mernissi, nacida en Fez en 1940, estudió Ciencias Políticas y fue becada por la Sorbona para un doctorado en la universidad de Brandeis, Estados Unidos. Historiadora, ensayista, doctora en sociología y profesora en la Universidad Mohamed V de Rabat. También ha sido asesora de varios organismos como la UNESCO o la BIT. Es una de las intelectuales marroquíes más conocidas en Europa, destacando por su defensa de los derechos de la mujer y por ser una autoridad mundial en estudios de El Corán, así como por el estudio del impacto de las nuevas tecnologías en el mundo islámico.

Mernissi defiende un concepto humanista donde las mujeres tienen que asumir su papel luchando con la palabra, el arma principal para lograr la igualdad, y un enfoque por la lucha por los derechos humanos y la revolución a través de la mejora de las habilidades de comunicación.

En 2003 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, junto a Susan Sontag.

 Fuente: El Harén en Occidente, de Fatema Mernissi, 2000. 

Si te ha gustado este artículo, quizás también te interesen estos otros:

Las Mujeres y el Profeta Muhammad

Coeducación intercultural y diversa

Femen, Feminismo y Derechos Humanos desde la tecla de Houda Louassini

Belleza inalcanzable: la mujer en la publicidad

Mapa visual de Tánger (en Ramadán)

Una nueva heroína para Pakistán

Rusofobia: como se crea un nuevo prejuicio cultural

Anuncios

339 pensamientos en “La talla 38 occidental vista por una mujer feminista árabe

  1. […] hoy me he encontrado con este artículo en el que hablan de la reflexión de una mujer feminista árabe, Fatema Mernissi, sobre la esclavitud -muchas veces auto impuesta- que sufrimos las mujeres occidentales con la […]

  2. péndulo dice:

    Creo que esto os puede gustar: http://www.patronesmoda.com/mitalla.htm

  3. xus dice:

    reflexionem !!

  4. José dice:

    Después de leer el post y reflexionar… No estoy nada de acuerdo con lo aquí escrito por varias razones… Lo primero va un abismo de una cosa a la otra, a ninguna mujer de Occidente se la crítica, mira mal, insulta, recibe vejaciones, etc… Por ir con una 48 por la calle.
    Por otro lado, creo que imbéciles hay en todos lados, esa dependienta es una imbécil y lo demostró.
    Y para terminar, me encantan las mujeres, soy hombre y me encanta ver un cuerpo de mujer, me da igual una 38 que una 48, morena que rubia, alta o baja, el cuerpo de una mujer me parece algo maravilloso y digno de admirar, trabajo con 7 mujeres, ninguna es igual, las quiero como a mis hermanas y me parecen preciosas… Yo las digo que guapas están, que corte de pelo… Las hago piropos y las mimo, pero ellas nunca se ven guapas, nunca creen que digo la verdad, incluso entre ellas mismas se machacan, compiten, se humillan…

    A sí que… Seguro que es el hombre occidental? O es más fácil culpar al hombre por esto???

    No digo que la culpa sea de la mujer toda entera, pero sí gran parte.

    • Silvana dice:

      Disculpame, pero yo he tenido talla 48 y más, y me han mirado mal, insultado, y humillado muchas veces…

      • Mónica Cortazar dice:

        Estoy de acuerdo que no se trata de lo mismo, pero las personas de talla grande reciben mucha humillación en nuestra sociedad, tienen problemas para encontrar trabajo y pareja.

      • Elena dice:

        A mi, con una talla 36, también. Mil veces. Hay gente que te dice con cara de asco lo delgada que estás, que debías comer mas, que pareces enferma… Como ves gilipollas hay muchos.

      • NGR dice:

        Yo llegue a los 13 a la 46 y baje a la 38 en 5 meses….pero mi madre si tubo la 46 o 44 a los 40 y le daba igual lo que pensaran y ligaba y hacia amigos que no veas sin que le criticasen ….yo no veo tan tremendo el tema de hecho hoy en dia los hombres por las mismas tambien tiene supuesta “presion” para estar en forma y tener menos pelo que la mata que les sale a algunos pero vamos eso es solo si te fijas en los anuncios y esos llega una edad que ya ni te importan ….yo creo que esta mujer exagera bastante porque entre otras cosas en muchos paises arabes sino vas con el pa;uelo no solo se recrimina sino que termina con carcel y apaleamientos y tocamientos por la calle….hay sitios y sitios en arabia saudi no te dejan ni entrar al pais para empezar. Asi que ni punto de comparacion

      • Marina Marc dice:

        Creo que se malinterpreta la comparación con el velo. Es una cuestión de libertad a la hora de escoger. Quien crea que la mujer occidental no està condicionada a la mirada masculina es que nunca se ha sentado a reflexionar. Obviamente eres libre de ponerte lo que quieras, es un hecho, puedes ir a las tiendas y escoger lo que alguien previamente ha decidido fabricar. Y la elección de que fabricar la tienen, oh sorpresa, los empresarios de grandes marcas, y oh sorpresa otra vez, un 90% de las juntas directivas están formadas por hombres. Cual es la sorpresa de verdad, son ellos los que toman las decisiones sobre lo que nosotras nos vamos a poner. Tenemos “libertad”. Obviamente nadie apalea o viola a nadie por llevar una 46, pero está claro que esas tallas son objeto de humillación y burla, quien no lo vea así es que nunca la ha llevado o nunca ha vivido de cerca la humillación. Pondré un ejemplo claro, quien es el dueño del grupo más grande de moda de este país y que tiene en sus tiendas como talla más grande la 40??? Os dejo que lo penséis y me ahorro la propaganda.

  5. Felix dice:

    Muchas veces no es un problema de talla, es un problema de equilibrio y cuando nuestro cuerpo no está equilibrado es difícil que la ropa confeccionada siente bien. Efectivamente hay algunas tiendas que no pasan de la talla 42 y otras que si, cuestión de estrategia y mercado, comparar eso con el uso obligatorio o “preferible” del velo creo que es una interpretación errónea posiblemente fruto de buscar un paralelismo entre la sociedad árabe y la occidental, porque ella intenta cambiar su sociedad desde dentro pero no la rechaza de pleno, lo cual es lógico y razonable.

  6. David Cardina dice:

    Trabajo en la industria de la moda y hay una cuestión que la autora desconoce:
    La mayoría de prendas en talla 38 en adelante, tienen tan baja venta que los almacenes que las compran a menudo pierden dinero. Asi que la cuestión no es taaan simple.

    • Atila dice:

      Si? Por eso sí vas a cualquier tienda de roía la mayor parte de las ocasiones lo que más quedan son tallas raquíticas y las que menos las tallas “grandes”? Hablando de grande siendo una 40, que tiene tela el asunto… No se sí trabajarás o no en la moda, pero lo que sí se es que no te conoces la realidad fuera del taller de diseño.

  7. […] La talla 38 occidental vista por una mujer feminista árabe […]

  8. […] La talla 38 occidental vista por una mujer feminista árabe […]

  9. […] La talla 38 occidental vista por una mujer feminista árabe […]

  10. […] “La talla 38 occidental vista por Fatema Mernissi“, adaptación teatral de Ismarú Rodríguez Góngora del artículo de Ofelia Oliva López, inspirado en “El Harén en Occidente”, de Fatema Mernissi. Interpretado por Angy Inca Princess y Aitana Edurne Torrero Gutierrez […]

  11. Me parece machista victimizar tanto a la mujer, como si fuera un pobre animalillo que no sabe lo que hace, a la que hay que proteger de todo y que no tiene responsabilidad sobre nada. ¿Tan manipulable es la mujer?
    “El poder del hombre occidental reside en dictar cómo debe vestirse la mujer y qué aspecto debe tener.” ¿Y la mujer se deja sin más? ¿Es que somos idiotas? Las mujeres debemos responsabilizarnos de las decisiones que tomamos o ¿es que cuando nos ponemos un vestido lo hacemos solo para gustar a los hombres? Sinceramente, ¿no tenemos nada mejor que hacer que andar por ahí “gustando a hombres”? ¡Bah!

  12. […] es mi experiencia con la “Talla 38 occidental vista por Fatema Mernissi”. Cómo persona y actriz me siento agradecida de conocer la posición de Fatema con respecto a su […]

  13. […] La talla 38 occidental vista por una mujer feminista árabe […]

  14. […] la espalda. Me hizo pensar en el harén de occidente, en el feminismo islamista y Fatema Mernessi y su artículo sobre la opresión de la talla 38. En que la cultura del adelgazamiento no es más que otro modo de opresión y sumisión; no hay […]

    • ofeliaeol dice:

      ¡Gracias por citar el artículo! Leeré el tuyo ahora con calma. Sólo una cosa que puede llevar al malentendido, este artículo no es de Fatema Mernissi, sino que es un comentario personal al hilo del último capítulo de su ensayo “El harén en Occidente”, en el cual como señalo reflexiona sobre nuestra violencia simbólica en Occidente. Un abrazo y lo dicho, gracias por leernos y por la cita, Ofelia E.

  15. […] Mi teoría al respecto, que por supuesto tengo una, es que el mundo de la moda está así de pifiado desde que los hombres metieron sus manazas en él. Chiquillos, no dejáis ni un sitio tranquilito y en orden. Antes, comprabas tu tela, te ibas a la modista del barrio o a tu abuela y te hacía la prenda. No existían las tallas, no existían las culpas ni los modelos normativos, o al menos no tanto. Mi abuela me ha hecho mucha ropa. Es una mujer que conoce los cuerpos de mujer, los contornos, donde hay y es normal que haya redondeces y cómo hacer que la prenda quede bien en todos los cuerpos. La experiencia de probarse algo que me ha hecho a medida es agradable, cercana y cálida, nada que ver con ese pensamiento constante de que algo anda mal con tus formas cuando te pruebas un pantalón de una tienda en cadena. Y como ya hay gente que se ha molestado en argumentar mejor esta idea, os dejo las increíbles reflexiones de Erika Irusta en su artículo Carne de segregación y de Fatema Mernissi en su libro El harén en Occidente. […]

  16. […] dos obras breves de Mujeres Artivistas, Ogro de Mi Amor y La Talla 38 Vista por Fatema Mernissi nos hablan de terrorismo machista y de la violencia ejercida por los cánones occidentales […]

  17. […] ayuda mucho el tipo de modelo de mujer ideal que esta cultura incrusta en la mente de las mujeres desde que son niñas, y que hace que, ya en la […]

  18. “el poder del hombre occidental reside en dictar cómo debe vestirse la mujer y qué aspecto debe tener. Es el hombre quien controla la industria de la moda, desde la cosmética hasta la ropa interior. Me di cuenta de que Occidente es la única parte del mundo donde las cuestiones de la moda femenina son un negocio dirigido por hombres. En países como Marruecos la moda es cosa de mujeres.”

    De dónde saca que en occidente la moda es controlada por hombres???? Dónde está la evidencia que corrobore eso??? Que yo sepa, la inmensa mayoría de los magnates de la moda son mujeres y/u hombres homosexuales (éstos último con nulo interés sexual en las mujeres). Y definitivamente las grandes consumidoras de moda son las mujeres adultas. Son las mujeres las que quieren parecer de 14 años, son las mujeres las que eligen estar delgadas, son las mujeres las que eligen la ropa sexy, la lencería, las joyas, el maquillje, son las mujeres las que ELIGEN cómo vivir su individualidad a través de la indumentaria. no señora, no somos ningunas borregas que obedecen ciegamente lo que un hombre (?) les dicta como debe ser. Y es absurdo decir que los hombres heterosexuales quieren mujeres delgadísimas. La gran mayoría de los hombres quieren una mujer que tenga “de dónde agarrar”, las que promueven el look anoréxico son las mismas mujeres, cosa que a muy pocos hombres atrae.

  19. Yo , mujer de 50 años , 1.54 estatura, nunca encuentro ropa de mi talla (38), debo buscar en la seccion infantil o juvenil

  20. Fran dice:

    Es curioso ese sonsonete de que la moda occidental está impuesta por estereotipos masculinos, y se transmite una y otra vez como si fuera el sexo masculino quien exige un canon de belleza… cuando, al contrario, en realidad lo que se impone es el control homosexual que domina casi todo el mundo de las pasarelas.. y también en segundo lugar es la mujer quien controla ese dominio estético que ha acabado en una auténtica dictadura… y ahí por cierto, el varon manda poco o más bien nada… © El fazeburlas

  21. […] post antiguo más leído fue La talla 38 occidental vista por una mujer feminista árabe, por Ofelia E. Oliva López, un homenaje a Fatema Mernissi que nos dejó este año en […]

  22. […] Temes: feminisme, dones, occidentalització, món árab, diversitat cultural, Descarrega article complert […]

  23. Susan herondale dice:

    Esta tía es tonta. Si la talla que más abunda es la 38, si es la “normal”, es porque ¡LA GRAN MAYORÍA DE MUJERES LA USAN!
    ¿Qué son las tiendas de ropa? Negocios! ¿Qué buscan los negocios? Vender! Si las tallas grandes tipo 46/48 vendiesen tanto como la 38, tened por seguro que las tiendas estarían llenas de estas tallas. Y no, no se trata de que la mayoría usemos la 38 (o también la 40) porque las tiendas así lo deciden, NO, la mayoría usamos la 38/40 porque tener un cuerpo sano implica no estar obesa, y todo el mundo busca estar lo más sano posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

www.orbitadiversa.org

Únete a otros 899 seguidores

Visitas

  • 2,576,202 visitas

En nuestra órbita

Archivos

Mapa Visual de Tánger (en Ramadán)

A %d blogueros les gusta esto: